El deterioro en el hormigón

183

El deterioro en el hormigónLas fisuras y grietas, producto de la acción ante las bajas y altas temperaturas, la erosión y la abrasión.

La historia de la construcción nos muestra varios ejemplos de estructuras que han cumplido satisfactoriamente la vida de servicio proyectada e incluso –en ocasiones– esta resultó mayor a la esperada durante su ejecución. Sin embargo, otras no logran cumplir satisfactoriamente el ciclo de vida para el cual fueron proyectadas.

Aquí trataremos de analizar algunas de las principales causas de deterioro de las estructuras de hormigón y entender su mecanismo para luego establecer reglas de diseño que permitan la obtención de estructuras durables.

Se entiende por durabilidad del hormigón a la habilidad del material para resistir las acciones del medioambiente, ataques físicos, químicos u otros procesos de deterioro durante el ciclo de vida para el cual fue proyectado con mínimo mantenimiento. Resulta evidente que una estructura que mantenga buenas condiciones de servicio durante el período de diseño debe estar adecuadamente proyectada y construida, utilizando materiales de buena calidad.

Es por eso que resulta fundamental un minucioso estudio durante la etapa de proyecto de las cargas actuantes sobre la estructura y las condiciones de agresividad a las que estará expuesta. Se deben incluir dentro de éstas a la erosión, la acción del ambiente, el ataque químico y todos aquellos otros procesos de deterioro que puedan afectar al hormigón y/o la armadura. Una vez conocidas las condiciones de agresividad, se deberá diseñar una estructura que posea las dimensiones, espesores de recubrimientos, calidad de hormigón y, en ocasiones, protecciones adicionales cuando el grado de agresividad resulte muy importante.

En los valores estadísticos publicados por el Ing. José Calavera en su libro “Patología de Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado”(1996) donde casi un 40% de las fallas en estructuras de hormigón se producen por problemas de proyecto. E incluso cerca del 80% de éstas se debe a falta de detalles constructivos (error muy frecuente en los proyectos).

hormigon detalles

Se deja librado a la improvisación la resolución de tareas que deberían ser estudiadas en profundidad desde el proyecto eliminando la posibilidad de error ya que un profesional que logra conocer y comprender los principales mecanismos de deterioro puede tomar los recaudos de diseño y establecer especificaciones adecuadas para cada estructura en particular.

Por otro lado, cuando las especificaciones resultan adecuadas y suficientes el Constructor y la Inspección de Obra cuentan con la información necesaria para reducir los fallos por problemas de ejecución, lo que redundará en estructuras confiables, confortables y durables.

Respecto de las especificaciones, resulta oportuno comentar que al estado actual del conocimiento no se han logrado desarrollar aún modelos de deterioro suficientemente simples y confiables que permitan al profesional proyectista realizar todas las especificaciones referidas a durabilidad del hormigón por desempeño. Aun existen en los reglamentos muchos requerimientos prescriptitos que, si bien tienen el espíritu de dar seguridad al comitente, no siempre resultan suficientemente confiables.

En el ejemplo típico de modelo de deterioro utilizado en el diseño de pavimentos que ha sido bastante desarrollado en Estados Unidos. Allí se analizan las posibles alternativas de construcción y estrategias de mantenimiento que permiten asegurar un determinado nivel de servicio de la estructura (en este caso un pavimento) de manera que el proyectista y el comitente puedan optar por la que resulte más conveniente desde los puntos de vista técnico y económico-financiero.

Este modelo de deterioro es utilizado por los principales organismos que financian este tipo de proyectos y presenta muy buena confiabilidad en los resultados. Obviamente, dicha confiabilidad sólo se logra debido a la impresionante base de datos estadísticos que permiten una adecuada calibración.

Desde el punto de vista teórico, resulta posible lograr utilizar un modelo de deterioro para cualquier elemento estructural sometido a las condiciones de agresividad del ambiente en el cual se encuentra emplazado. No obstante, la confiabilidad de dicho modelo la daría una adecuada base de datos estadísticos que permitan la calibración de los mismos.

Fuente: Arq. Clarín